Ojeras: las grandes enemigas de nuestra belleza exterior

Comparte

En muchas ocasiones, cuando no nos sentimos tan guapos o guapas como nos gustaría, le echamos la culpa a la genética que nos han dado nuestros antecedentes. Ya os decimos que no es ni justo ni completamente cierto que hagamos esta valoración. Sí que es verdad que la genética tiene su papel a la hora de definir cómo va a ser nuestro cuerpo o nuestra cara, pero hay cosas que nosotros podemos hacer para sentirnos más agraciados y tener la posibilidad de causar una mejor impresión entre las personas que nos rodean. Es cuestión, como vais a ver en los párrafos siguientes, de voluntad.

Una persona que practique deporte siempre tiene muchas más posibilidades de ser bella que otra que tenga una vida sedentaria. El motivo es evidente: la que hace deporte tiene un cuerpo más definido y la que practica una vida sedentaria tiende a que aparezcan elementos como la papada, los michelines… Pero la belleza no es algo que dependa única y exclusivamente del deporte. Hay otro elemento a tener en cuenta en estos casos que es el descanso. Una persona que descanse lo suficiente siempre va a tener mejor cara que otra que no lo haga.

De hecho, podríamos decir que el descanso tiene un papel más importante que la genética en lo que a constitución de la belleza se refiere. Nos vamos a centrar especialmente, en los párrafos que siguen, en el sueño. Dormir es fundamental para cumplir con todos y cada uno de los propósitos que nos marcamos en nuestra vida. Es lo ideal para rendir al 100% al día siguiente con independencia de cuál sea la actividad que vayamos a desarrollar. Es lo ideal y lo recomendable para todas aquellas personas que se encuentran en fase de crecimiento. Y también es lo ideal para potenciar en la medida de lo posible nuestra belleza.

¿Qué es lo que está sucediendo en la actualidad con nuestro descanso? Pues la respuesta a esta pregunta depende un poco de la persona a la que le preguntemos, porque casos hay para todos los gustos. Hay gente que no encuentra ningún tipo de problema para conciliar el sueño, pero también hay personas que no pueden conseguirlo y que apenas pueden encadenar un par de horas de sueño consecutivas. Y también hay diferencias respecto a lo que nos gusta dormir: mientras que habrá unos a los que les encante, a otros les parecerá poco más que una pérdida de tiempo, aunque sepamos que no es así.

Según una noticia publicada en la página web de la Cadena COPE durante los primeros días de este 2023, más de la mitad de los españoles no duerme bien. Y es que solo tres de cada diez personas consideran su sueño como excelente. Esto conlleva problemas bastante graves para la salud puesto que, sin el descanso adecuado, vamos a padecer una fatiga mucho más grande que si nuestro sueño fuera el adecuado y el desgaste que suframos para cada acción va a ser mucho mayor. Además de esos problemas de salud, que son lo más importante, también vamos a tener más dificultades para mostrar nuestra belleza, algo que, por cierto, puede repercutir sobre nuestra autoestima.

No todo depende de la calidad de nuestro sueño y de nuestro descanso. La cantidad de horas que dedicamos cada día a estos asuntos también tiene una influencia muy grande en la consecución de un buen estado de salud y una belleza acorde a la que esperamos. Según una información difundida por la página web oficial del canal de televisión La Sexta, el mínimo que recomiendan los expertos en materia de  sueño es de siete horas al día. En España, cumplimos con la media porque sobrepasamos por poco dicha cantidad de horas de sueño. Pero no nos debemos engañar. Y es que eso no quiere decir que no haya gente con problemas en este sentido en el interior de nuestras fronteras. Esa media supera las siete horas porque hay gente que duerme mucho, lo que equivale a decir también que es importante el número de personas que duermen por debajo del umbral de las siete horas diarias.

Uno de los signos que más afectan a nuestra belleza y que son derivados de la falta de horas de sueño es el de las ojeras. Generan una incomodidad muy grande entre todas aquellas personas que las tienen, una incomodidad que se puede traducir, como decíamos anteriormente, en una disminución de nuestra autoestima. No es fácil mirarse al espejo y ver las ojeras que van apareciendo en torno a nuestros ojos y que disminuye en el efecto positivo que pueden ocasionar algunas de nuestras facciones o de nuestras características físicas. Lo positivo es que tenemos maneras de corregir esas ojeras y conseguir recuperar una belleza que podemos entender robada.

Una de las cosas que más preocupan a las personas en relación a su belleza física son las ojeras. Y no nos vamos a engañar: son muchos millones de personas las que las tienen en España. Lo vemos cada día al cruzarnos con la gente y lo podemos ver también si nos ponemos delante del espejo. En una sociedad y en un momento en el que la imagen personal vale tanto, nos parece lógico que se haya incrementado el número de personas que desean someterse a un tratamiento para corregir esas ojeras. En Estética Ocular dicen que todavía no se ha alcanzado el pico de personas que solicitan este tipo de tratamientos puesto que las previsiones de cara a los próximos años es que ese número de personas continúe aumentando.

Una tendencia similar en el resto del mundo 

España no es un caso excepcional en lo que tiene que ver con los asuntos de los que estamos hablando. Todos los países de nuestro entorno e incluso algunos otros como Estados Unidos o Japón están viviendo tendencias similares. En todos ellos, el número de personas que padecen ojeras ha aumentado y en todos ellos se ha incrementado el número de tratamientos para la corrección de ojeras. Por tanto, nos parecería lógico que los profesionales encargados de resolverlas también esperasen un aumento en la demanda de estos servicios para los próximos años.

Hay países que están invirtiendo más recursos en lo que tiene que ver con la solución de estos problemas y la verdad es que nos podemos sentir muy afortunados de encontrarnos en España, si es que es este país desde el que nos leéis. Somos una de las zonas del mundo en la que más opciones hay para corregir ojeras y otros aspectos ligados a la belleza de la persona, especialmente en lo que está relacionado con sus ojos. En el resto de Europa, no son muchos los que nos superan en este sentido. Por eso, España recibe la visita de cada vez más gente cuyo objetivo es el de corregir esos problemas que atentan directamente contra su belleza.

Corregir los problemas de sueño también es necesario 

No solo vivimos de la belleza, así que no solo tenemos que estar pendientes de ella. Nos pueden corregir los problemas de ojeras, pero hay que incidir también en las causas por las cuales esas ojeras aparecen alrededor de nuestros ojos, problemas que van ligados a esa falta de descanso como de la que estábamos hablando en los primeros párrafos de este artículo. Y es que tenemos la necesidad de descansar bien, de recuperar todas las fuerzas que hemos ido dejando por el camino durante nuestro día y de adquirir nuevas energías para las horas que están por venir. Si no es así y solo acumulamos cansancio, es nuestra salud y nuestra belleza las que van a pagar las consecuencias. Y estamos convencidos de que esa no es una idea que os agrade.

Es importante que tengamos un descanso de calidad. Normalmente, se tiene más en cuenta este tipo de asuntos durante la infancia o la adolescencia, pero es igualmente importante dormir mucho y bien cuando tenemos 12 años que cuando tenemos 68. Por tanto, nunca en la vida podemos olvidar que el descanso y el sueño van a ser nuestros mejores amigos en términos de salud. Si todo el mundo durmiera un poco más, estamos seguros de que la autoestima de la gente sería más alta y que los problemas de salud no serían tan abundantes en el interior de nuestras fronteras.

Descansar bien es una recomendación que hacen los expertos en salud de todos y cada uno de los países del mundo. Es verdad que habrá momentos en la vida en los que, por cualquier cosa, nos cueste más. Pero nunca debemos reducir la cantidad de horas de sueño a propósito. Es algo que nos va poniendo trabas a lo largo de nuestro día a día aunque no nos demos cuenta de ello y que va generando un desgaste más y más grande en todo nuestro cuerpo. Por tanto, nunca lo dudéis. Descansad bien y reponed fuerzas cada día. Sois vosotros y vosotras mismas quienes más lo vais a agradecer.

 

Noticias recientes

La cerámica se ha puesto de moda

La cerámica te permite moldear con tus propias manos aquello que luego puedes utilizar para decorar. Los expertos explican que ha vuelto a ponerse de

Scroll al inicio