Soluciones de transporte si tienes una mudanza

En muchas ocasiones, cambiar de casa se convierte en una pesadilla. Aunque las razones puedan ser buenas y, de hecho, el inmueble tenga mejores condiciones, la realidad es que mover todas tus cosas de un lugar a otro puede dar un buen dolor de cabeza. Por eso, es recomendable hacer mudanzas baratas con gente de confianza, ya que no desearás poner en manos de gente de poca reputación tus pertenencias más valiosas.

El transporte elegido para una mudanza es una de las claves del éxito, ya que si se trata de una persona o empresa de confianza puedes tener la certeza de que no van a suceder sorpresas desagradables. En ese sentido, escoger al mejor transportista posible con una furgo adecuada a las circunstancias debe ser algo bien meditado.

Planifica tu mudanza lo mejor posible

Mudarse de casa es una de las mayores causas de estrés en la vida. Sin embargo, suele tratarse de un paso adelante y no hay que amedrentarse. De hecho, con la cacareada salida de la crisis, parece que está aumentando la compra de viviendas, aunque también es cierto que el precio de los alquileres está subiendo en numerosos lugares de España, especialmente en las grandes capitales. Además, la demanda es mucho mayor que la oferta, de manera que se establecen complejos patrones inmobiliarios que van variando estacionalmente.

La buena noticia es que si planifica con anticipación, el potencial de que las cosas vayan mal se reduce significativamente. Lo mejor es pedir presupuesto en diferentes empresas de mudanzas, a poder ser de las que tengas recomendaciones personales. Si no, deberás fiarte de su página web y de las opiniones que hayan podido aportar otros clientes. Sin duda, conocer de primera mano cómo se han comportado en otras ocasiones puede ser crucial para hacerse una idea, pero tampoco hay que dejarse llevar por solo un comentario negativo o positivo.

La importancia de una buena logística

También es importante conocer si el acceso a la nueva propiedad permitirá el tamaño de las furgonetas, ya que en caso de que la ubicación del domicilio no permita estacionar durante un tiempo prolongado, debería valorarse la posibilidad de solicitar un permiso de aparcamiento especial. Al fin y al cabo, lugares como plazas o calles estrechas pueden ser un ámbito de trabajo muy restringido para las empresas de mudanzas.

A veces nos decantamos por la opción más barata y nos puede salir muy caro. Tus pertenencias deben ir bien empaquetadas y protegidas para evitar los potenciales daños. Además, se puede solicitar un seguro que cubra los posibles desperfectos de la mudanza, una opción a valorar si no queremos añadir tensión y nervios al momento del traslado. Si es posible, haz el empaque de manera profesional. Un buen embalaje reduce considerablemente las desgracias, así que recuerda que las prisas son malas consejeras. Más vale prevenir que curar, sobre todo cuando se trata de tus bienes más preciados.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *