El Banco Sabadell pierde fuerza en el sector inmobiliario

Banco Sabadell ha cerrado un acuerdo para vender la práctica totalidad de su exposición inmobiliaria a una sociedad filial del fondo norteamericano Cerberus Capital Management LP, según ha comunicado la entidad presidida por Josep Oliu. La cartera que quedará fuera del balance del banco tiene un valor contable sucio de 9.100 millones de euros y un valor contable limpio valorado en 3.900 millones de euros.

La operación supone la transmisión de dos carteras de activos inmobiliarios denominadas comercialmente ‘Challenger’ y ‘Coliseum’ a una o varias sociedades que se tendrán que constituir y que estarán participadas directamente o indirectamente por Cerberus en un 80% y Banco Sabadell por un 20%. Con esta operación, Banco Sabadell sigue la estrategia iniciada por otras entidades como CaixaBank. El Sabadell tendrá que destinar 92 millones de euros en concepto de provisiones adicionales.

Necesidad de liquidez

La operación cerrada con el fondo Cerberius supondrá un impacto positivo en términos de solvencia de la entidad que permitirá que la ratio de capital Common Equity Tier 1 ‘fully loaded’ mejore en 13 puntos básicos.

En el comunicado enviado a la Comisión Nacional del Mercado de Valores (CNMV) se afirma que Solvia, filial inmobiliaria de Banco Sabadell, seguirá gestionando los servicios de estos activos inmobiliarios una vez finalizada la operación.

La operación queda pendiente de las correspondientes autorizaciones y, cuando se finalice, la entidad presidida por Josep Oliu podrá desconsolidar el valor de este activos del balance del grupo Banco Sabadell.

El Banco Sabadell de Alicante

La sede social del Banco Sabadell está, desde el octubre pasado, en Alicante. En un correo enviado entonces a los trabajadores, el banco aseguró que la decisión lo ha tomado vista la reacción que hubo entre los clientes de fuera de Cataluña después del referéndum y del anuncio de la intención del gobierno de traer una Declaración de Independencia al parlamento.

Aun así, los servicios centrales de Banco Sabadell continúan situados en Barcelona, puesto que el cambio de domicilio social constituye una acción prácticamente simbólica, tal como sucede en otras entidades como Banco Santander, Bankia o BBVA, la sede social de los cuales se encuentran en Santander, Valencia y Bilbao, respectivamente, aunque sus oficinas centrales están en Madrid.